0

Lo que sentí

guardare-lo-que-senti

Levanté por la mañana, y Dios me dijo vete a dormir,
Le hice caso y en un profundo sueño yo me yací.
Soné que compartía con familia y amigos en un lugar
y contentos departíamos allí.
Trompetas escuchamos y las paredes del
lugar se derrumbaron, y caían como pedazos y yo
entendí.
El caparazón se desmoronó y el cielo se tornó gris,
se abrió una entrada entre las nubes y supe que Jesús
entraría por allí.
Querida familia afligida no hallaba que decir,
silencio reinaba y todo se paralizó en las vías
que yo vi.
Caminando nos fuimos y a mi lado una Dama, mi esposa
y uno de mis hijos que en silencio iba detrás de mí.
La señora desapareció, gozosa, iba entonando alabanzas y
Diciéndome, hijo te lo dije muchas veces yo a ti.
Gran Iglesia encontré y miles querían entrar allí,
Me empalmé a una gran fila y marchando, entre por dos puertas grandiosas,
de ese templo hecho de marfil.
Alcancé el altar con mi familia, pero un Ángel que me alumbró con su presencia,
Me dijo hijo llegaste muy tarde y te tienes que ir.
Cosas gloriosas en ese sueño yo vi, pero no fue lo que vi sino
lo que sentí.

Autor: Jimmy Báez Jusino

 

Comments

comments

AngelBoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.