0

solo ahí un camino Jesus

jesucristo

Vivimos en un mundo donde la mentira rampante produce espejismos que son casi imposibles de discernir. Piénsalo. ¿Cuántas veces te han mentido? ¿Cuántas veces has mentido? ¿Cuántas veces has sido victima de una injusticia producto de un falso testimonio? No te esfuerces, no te alcanzan los dedos de las manos y de los pies para contar las veces que has sufrido por causa de las mentiras. La mentira fue la primera arma que Satanás usó para engañar al hombre. Y dado a que su creatividad deja mucho que desear, sigue usándola con los mismos resultados que al principio. Engaña al hombre para que este se aparte, por su propia voluntad y acciones, del Dios que lo creó.

Comments

comments

AngelBoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.